Proyecto: “Grado de especialización en interacciones planta-colibrí a lo largo de un gradiente altitudinal en Costa Rica”

16 06 2011

Varias especies de ericáceas como Disterimga humboldtii son muy frecuentadas por colibríes en los bosques de tierras altas

Este proyecto es coordinado y llevado a cabo por María Alejandra Maglianesi de la Vicerrectoria de Investigación de la UNED, recibiendo el apoyo del Biodiversity and Climate Research Centre (BIK-F), Frankfurt, Alemania, así como de otras organizaciones entre las que se encuentran el CONICIT, el CIEMIC-UCR, CCT y DAAD.

El objetivo principal de este proyecto es conocer si a mayores altitudes las interacciones planta-colibrí son más especializadas, lo cual indicaría un mayor grado de inter-dependencia entre las especies con importantes implicaciones en el contexto del cambio climático global. El área de estudio es el corredor La Selva-Braulio Carrillo y se están considerando 3 sitios: a nivel del mar, a 1000 m y a 2000 m de altura.

La fase de campo inició en marzo de 2011 y continuará hasta marzo del próximo año. Para colectar los datos se están llevando a cabo una variedad de métodos tales como: uso de videocámaras para determinar tasa la de visitación de polinizadores a las flores, captura, anillamiento, medición de
concentración y volúmen de néctar y obtención de muestras de polen de colibríes, medición de morfología de pico de colibríes y flores utilizadas por éstos, así como la elaboración de una colección palinológica de referencia.

Además, en los próximos muestreos se llevarán a cabo experimentos de campo como el uso de comederos artificiales para colibríes con diferentes mofologías en las flores artificiales, con el fin de conocer cuáles tipos de flores prefieren (cortas, largas-curvadas, largas-rectas), asumiendo que las diferentes especies seleccionarán el tipo de flor que sea más afín con el tipo de pico.

Otros experimentos que se realizarán son los de adición de polen en 2-3 especies del género Heliconia, en donde se agrega manualmente una mezcla de polen de varios individuos  de una especie vs el control (sin polen adicional) en flores que están en la misma bráctea, para luego comparar si las flores con tratamiento produjeron más frutos, lo cual indicaría que presentan limitación de polen, que significa una alta dependencia de sus polinizadores para reproducirse.

Si bien el trabajo de campo ha iniciado hace sólo 2 meses, ya han habido diferentes participantes, entre ellos, personas de las comunidades locales, estudiantes de la UNED y voluntarios de ASVO. Si estás interesado en participar en alguna de las giras de campo encontrarás  más información aquí.

 Proyecto: “Grado de especialización en interacciones planta-colibrí a lo largo de un gradiente altitudinal en Costa Rica”

(1) INFORMACIÓN PARA PARTICIPAR EN LAS GIRAS

Las giras que se realizan para la colecta de datos en el campo son de 10 días, pero dentro de éstas se puede participar en giras de 1 día o bien de 3-4 días, para lo cual se cuenta con el transporte y el alojamiento en refugios que son algo precarios pero tienen lo básico. Hay cocina a gas y trastos para cocinar, sólo se necesita llevar la comida (nada que necesite refrigeración ya que no hay electricidad). Es fundamental llevar: sleeping (hay espumas para dormir), botas de hule y capa. Al sitio en 2000 m se ingresa por San Rafael de Vara Blanca, en transporte y luego hay que caminar aproximadamente 45 minutos. Al sitio en 1000 m se ingresa por San Ramón de la Virgen y hay que caminar por aproximadamente 5 horas en la montaña, así que para este último sitio se recomienda llevar sólo lo imprescindible y estar en buen estado físico (no hace falta tampoco tener un estado atlético!).

Para asistir a una gira se deben enviar los datos con al menos 3 días de anticipación, preferiblemente una semana antes. Enviar el nombre completo, cédula y carrera a:

María Alejandra Maglianesi. Correo electrónico: mmaglianesi uned.ac.cr

Proyecto: “Grado de especialización en interacciones planta-colibrí a lo largo de un gradiente altitudinal en Costa Rica”

(2) ABSTRACT

In order to understand the susceptibility of plant-pollinator relationships to global warming, I want to analyze the degree of specialization in mutualistic networks between understory plants and hummingbird pollinators at different altitudes in Costa Rica. I want to test whether specialization of plants and hummingbirds increases with altitude and whether this is related to pollen limitation of understory plants. I will carry out this study along an altitudinal transect at three study sites in altitudes between 30 and 2000 m.a.s.l. During blooming peak, I will record the pollinator community of Helicon spp. and other understory plants with hummingbird flowers using digital camcorders. To construct networks of plant-pollinator relationships, observation data will be complemented by an analysis of pollen grains sampled from mist-netted hummingbirds. I will record floral traits and morphological traits of mist-netted hummingbirds to assess trait complementarity. Studies of pollinator networks will be combined with experiments of pollen addition, hummingbird exclusion and artificial feeders in a subset of plant species to determine pollen limitation and dependence on hummingbird pollinators. I hypothesize that specialization and pollen limitation increase at higher altitudes indicating that hummingbird pollinators depend on specific nectar plants and understory plants on specific pollinators. This would be an important finding in the context of global warming because it would indicate that plant-pollinator relationships in tropical mountains are not buffered at their altitudinal range margins and depend on synchronous altitudinal range shifts.

Proyecto: “Grado de especialización en interacciones planta-colibrí a lo largo de un gradiente altitudinal en Costa Rica”       

En las redes de niebla caen todo tipo de aves y siempre es una buena oportunidad par aprender más sobre las especies que habitan los bosques tropicales lluviosos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.





Una triste noticia

28 03 2011

Quisiera comunicar una triste noticia. El estudiante de la carrera de Manejo de Recursos Naturales Adrián Solórzano Damaceno falleció esta mañana  de 28 de marzo, 2011, en un accidente de tránsito. Adrián fue una de las personas que mostró más interés por consolidar un grupo de observadores de aves y además demostró en todo momento un gran entusiasmo por aprender y trabajar con aves, mariposas y plantas.  Quisiera comunicar por este medio cuanto lamentamos su pérdida.

Que Dios le tenga en su gloria y dé paz y consuelo a sus familiares y amigos.

 

 





Lechuzas y búhos: aves de la oscuridad, misteriosas y simpáticas

1 03 2011

Un día de estos, un jugador de fútbol tuvo la pésima idea de patear a una lechuza Tyto alba frente a las cámaras. De seguro, ya se ha arrepentido mil veces de lo que hizo, aunque si no hubiera sido por el repudio general hacia su acción, no hubiera tenido que disculparse y reflexionar tanto sobre ello. Se dice que Walt Disney, de adolescente, sorprendido por el comportamiento defensivo de una lechuza, la mató lanzándola contra un árbol. Luego se sintió tan mal, que juró no matar a ningún otro animal. Disney ha compensado su acción incluyendo búhos en muchas de sus películas animadas.

http://www.youtube.com/watch?v=meM3BMDkejc

Como ocurre con muchos animales nocturnos (murciélagos, zorros pelones y chotacabras), los búhos y lechuzas duermen durante el día y por tanto, son difíciles de observar, y ello lleva a que muchas personas se dejen llevar por lo poco que ven y oyen de ellos.

Si pensamos en estos animales nos vienen a la mente palabras como sabiduría, filosofía, verdad, paciencia y quizás algunas menos agradables como muerte y maldad. En Costa Rica, se dice que el canto del majafierro Glaucidium brasilianum indica que alguien va a morir. Es interesante que en Kenia ocurra lo mismo con una lechuza de nombre Kikuyu. Y también en México, donde hay un dicho que dice: “Cuando el tecolote canta, el indio muere”.

Los grandes ojos que miran fijamente (unos 2.5 veces más grandes que los de otras aves) y el canto misterioso durante la noche pueden tener mucho que ver con esas ideas. El temor a lo desconocido es fuerte y ¿Por qué no otorgar poderes sobrenaturales a un ave que canta y se pasea mientras intentamos dormir?

Antes de seguir, ¿Cuál es la diferencia entre los búhos y lechuzas? Las lechuzas suelen tener un disco facial, y carecen de las plumas que lucen como orejas o cuernos que sí caracterizan a muchos búhos.

Repasemos algunas de las características de estos animales:

-Los grandes ojos de los búhos nos indican que la visión es un sentido importante durante la noche. Dispone de gran cantidad de “bastones” que le permiten ver en la oscuridad, pero tambien de “conos” para distinguir los colores. Esto útimo podría ser no sólo importante para cazar, sino para alimentar a los pichones, pues de acuerdo a un reciente estudio, los padres alimentan más a los pichones que presentan menos ultravioleta en sus picos.

Igual que nosotros, los búhos tienen los dos ojos colocados en un mismo plano, esto le brinda visión binocular, es decir, pueden ver en tres dimensiones y les es fácil calcular la distancia a la que se encuentra su presa. A diferencia de los humanos no pueden mover los ojos y por eso es tan importante que puedan voltear la cabeza con rapidez.

-Vuelo silencioso: las plumas de los búhos no son iguales a los de otros pájaros. Son mucho más suaves y esponjadas y suelen tener colores café, blanco y negro. Al parecer algunas de sus plumas al golpear contra el aire, reducen la turbulencia, silenciando el vuelo y tornando a estos animales en desagradables sorpresas para sus presas. El siguiente video muestra el vuelo de un búho (se los recomiendo)

Sonidos o canto: Se dice que los búhos ululan, es decir, profieren gritos o aullidos. Por supuesto, cada especie tiene su propio canto y algunos son más interesantes que otros.

Resulta interesante que muchos ornitólogos han aprendido a imitar el canto de un búho para atraer a las aves. Parece que el canto genera una respuesta de defensa de muchas aves que se reunen para hostigar al depredador en potencia. Yo vi una vez a un grupo de zanates persiguiendo en pleno día a un búho, la verdad, me dió un poco de lástima este último.

Incluyo un video del interesante comportamiento de una lechuza que tiene dos estrategias:
1) Esponjar el plumaje para parecer más grande cuando se encuentra a otra lechuza de tamaño similar al propio.
2) Plegar sus plumas contra su cuerpo y pararse de medio lado para lucir tan flaca y desnutrida como sea posible. Esta estrategia la utiliza al encontrarse con un buho de mayor tamaño, con el quien pelearse no resulta buena idea.

http://www.youtube.com/watch?v=2-GFZ4bdSiQ

Pregunté a Paula Álvarez, manejadora de recursos naturales, acerca de las principales razones por las que llevan búhos a los centros de rescate.  Esta es su respuesta:

“Los búhos pequeños como Glaucidium brasilianum, Megascops choliba y Megascops clarkii generalmente ingresan como pichones, no por heridas. El problema es que en algunas épocas del año, como en Semana Santa, después de la época de reproducción, algunas personas se encuentran a estos búhos en el suelo y lo primero que hacen es llevarlos a un centro de rescate, sin saber que apenas son volantones y que seguramente la madre anda en los alrededores. Lo que se puede hacer es esperar que la madre busque y encuentre el pichón; sin embargo si hay algún depredador cerca, entonces podemos colocar el búho en una caja de cartón y ya cuando sea de noche, se suelta en el mismo lugar y se vigila mientras llega la madre.

El Dr. Randall Arguedas, veterinario del zoológico Simón Bolivar indica que  si se ha recogido un búho pequeño, lo ideal será llevarlo a un centro de rescate de vida silvestre, pero que si eso no fuera posible, podría intentar alimentarlos con ratones o carne balanceada. Además, que hay que alimentarlos cada 2 a 4 horas y para ello se necesita de bastante tiempo.

Los búhos medianos como Pseudoscops clamator y Ciccaba virgata, o los más grandes como Ciccaba nigrolineata  y Tyto alba, en su mayoría llegan con algún trauma como un ala quebrada por causa de atropellos o por un choque fuerte con alguna ventana. Si embargo, luego de una cirugía generalmente se recuperan bien”.

Cuando conocemos más de cerca a los búhos y lechuzas podríamos desear tener a una de estas aves como mascota. Sin embargo, como animales silvestres, ellos deben vivir en su ambiente natural y la mejor forma de cuidar de ellas es cuidar los bosques y sitios en que habitan.

¿Qué piensa usted de los búhos?

¿Qué especie es la que acompaña a Harry Potter?

¿Conoce usted otros búhos famosos?

Algunos enlaces interesantes:
Sonidos de la noche
http://www.museocostarica.go.cr/es_cr/en-detalle/voces-de-la-noche.html?Itemid=115

http://www.rtve.es/noticias/20100619/aves-nocturnas-comen-ojos/336280.shtml

Texto por M.Sc. Rose Marie Menacho





Contador del Fatbirder´s

28 02 2011

Fatbirder's Top 1000 Birding Websites





Colibrí de zonas altas ¿Quien lo identifica?

17 11 2010

Fred Barrantes envió esta fotografía que tomó en el Paraiso del Quetzal. Es un buen reto. ¿Quien se anima?

 

 





Quiz: ave misteriosa

15 11 2010

Hola a todos

Esta foto la tomó Paula Álvarez en Orosi. ¿Alguien puede identificarla?





Gira a Centro de Conservación Santa Ana

25 10 2010

El sábado 23 de octubre, 2010, realizamos una gira al Centro de Conservación Santa Ana, invitados por Mónica Alvarez, manejadora de recursos quien trabaja allí y por tanto conoce muy bien el sitio.

El tiempo nos favoreció y gozamos desde el principio de abundante sol.  Recién llegados vimos muchas golondrinas Pygochelidon cyanoleuca con mucho movimiento en el cielo.

Nos mencionaron que este centro de conservación fue una finca hacia ya muchos años, por lo que en algunas zonas encontramos árboles frutales  como el mango Mangifera indica y el caimito Chrysophilum cainito rodeados de otras especies como el jícaro Crescentia alata y también Crescentia cujete, Guácimo Guazuma ulmifolia,  y Acacias o cornizuelos. Al principio pensé que los cornizuelos no tenían hormigas, pero después de mover algunas ramas comenzaron a surgir las hormigas como de la nada, o mejor dicho, de sus refugios en forma de cuernos.

Esta es una especie muy llamativa que se encuentra en el sitio:

Es un Ceibo Barrigón Pseudobombax septenatum.

Y la corteza del pochote Pachira quinata.

Volviendo a los pájaros, escuchamos y vimos a una tortolita colilarga Columbina inca, también vimos a una pequeña semillero que pensamos se trataba de la hembra de Volatinia jacarina, por las estrías que tenía sobre su pecho y el color café. Claro, que nos hubiera gustado ver al macho, para salir de dudas. Un pájaro muy muy abundante resultó ser el chicopiojo Campylorhinchus rufinucha, cuyo canto hacía pensar que estabamos en algún lugar de Guanacaste.

Nos llamó la atención ver a cuatro viuditas Thraupis episcopus, dándose un festín de frutos de Piper. Pues no sabía que se alimentaban de esta planta que usualmente se relaciona tipicamente con murciélagos.

Fue interesante ver cómo se enriquecía el bosque con la presencia de las aves migratorias.  Vimos a la reinita amarilla  Dendroica petechia (macho y hembra), al cacique veranero Icterus galbula, la tangara veranera Piranga rubra, al zorzal de Swainson Catharus ustulatus, Vireo flavifrons, Vireo olivaceus y Vermivora peregrina entre otros.

En un momento de la visita, nos llamó la atención un canto repetitivo y que parecía estar en todas partes, pero cuyo autor parecía invisible. Por eso nos emocionamos mucho al ver al fin al ver al responsable del sonido.

Esta es la foto:

La codorniz Colinus leucopogon, mostró un comportamiento similar al de un pequeño gallo, cantando repetidamente desde el muro. Nos preocupó la cercanía de los alambres electrificados y cómo en cualquier momento, podía terminar la vida de esta ave. Pero, por otro lado, dichos alambres tambien protegían a la codorniz de algunos gatos que rondan estos sitios.

Luego de permanecer un rato en una zona abierta, nos adentramos en el bosque a través de los senderos. Llegamos a un antiguo patio de secado para el café.

Rodeado de grandes árboles, este fue un buen sitio para ver aves. Allí vimos un grupo de muy bulliciosos Brotogeris jugularis. Otras aves de bosque fueron el cuco ardilla Piaya cayana, el bobo Momotus momota, pájaros carpinteros Melanerpes hoffmannii, escuchamos a Thryothorus rufalbus,  la reinita cabecicastaña Basileuterus rufifruns y el sinsonte Saltator coerulescens .

Continuamos nuestro camino por el bosque y encontramos un árbol grande y a sus pies un buen número de frutos redondos. La siguiente foto es una excepción:

¿Por qué excepción? Pues porque la mayoría de los frutos yacían intactos en el suelo o incluso cubiertos por hongos (ver foto abajo). Comentamos que quizás la causa del desperdicio era la ausencia casi total de monos y otros mamíferos como guatuzas, que hubieran cumplido con gusto su papel como dispersores de semillas.

Cerca del árbol también encontramos otra escena interesante. Durante el desplome de una parte de un cerro localizado aguas arriba, el material acumulado formó una cabeza de agua y provocó una inundación “dentro” del bosque. Dejando el suelo tristemente cubierto de basura. Les invito a leer este artículo en relación a esto.

En el Centro de Conservación se mantienen algunos animales domésticos y otros silvestres en cautiverio. Así que tuvimos la oportunidad de ver saínos, cabras, ovejas, patos, gansos y al final, jaguares. La visita a estos felinos está restringida  (dichosamente pienso yo, pues aún enjaulados disfrutan de la tranquilidad que da el estar alejados del público).

Una jaguar nos mostró el comportamiento de acecho a la presa (en este caso uno de nosotros era la presa. Claro está, la jaguar no culminó la cacería porque la malla de alambre no se lo permitió. Sus movimientos lentos y controlados para no hacer ruido, el acercamiento progresivo y la forma en que dirigía su mirada, a veces a la cabeza y otra a los pies de la víctima, todo esto fue muy interesante. Dichosamente, los jaguares en libertad muy rara vez atacan a los seres humanos pues eso les daría a las personas razones para atacarles a su vez, pero igual vale la pena ser siempre cuidadosos al tratar con animales silvestres.

Nos marcharmos del Centro cerca del medio día. Poco antes de irnos vimos pasar volando a un caracara cabecigualdo Milvago chimachima.

La visita fue muy agradable y agradezco a Mónica por la invitación y por servirnos de guía.